El perfil de un jamón (2) – relato breve –

perfil_jamon_2_web

El perfil de un jamón (2), obra de Ubé.

(…)

El resto del clan, me refiero a la señora Fuensanta y a su benjamina, respondían orgullosas al apodo de “Las porquis”. Maripi acababa de cumplir 18 años y lucía unos hermosos 99 kilos. El día de su mayoría de edad su padre estaba atendiendo al parto de una cerda muy prolífica. Se alegró tanto del alumbramiento del animal que puso a su cerda el nombre de la hija. Maripi la una, Maripi, la otra. La fiesta que se celebró en el patio del secadero contó además de con la asistencia de vecinos y autoridades, con la presencia de los cochinos en pleno. Pascual mandó construir una valla y soltó a sus bien amados cerdos. Pronto los hombres se convirtieron en puercos y los puercos en hombres. Metían los hocicos en las copas de mistela, masticaban las ensaladas y lamían las salsas de los platos. Con una destreza y un saber hacer que dejaron a más de uno con la boca abierta.

—Tiene usted unos cerdos muy educados señor Serrano.

—Así es alcalde, no puedo decir lo mismo de sus concejales.

Entonces el alcalde se dio la vuelta y fue testigo de un demencial espectáculo. El candidato que figuraba en la lista como el número uno para las próximas elecciones se había abalanzado hacia un plato de callos, renunciando al uso de los cubiertos, metió los dedos en la tortera de barro y comenzó a ingerirlos con avaricia, mientras el caldo resbalaba por su barbilla; después, tirándola a un lado, le arrebató a uno de los cerdos una bandeja con pimientos de piquillo rellenos con bacalao y se metió tres seguidos, tragándoselos sin masticar, lanzando un eructo largo y sonoro. Pero no era el único de los allí presentes que se comportaba de una manera poco decorosa, las damas hablaban enseñando los trocitos de carne que hacían dar vueltas en sus carrillos, se limpiaban en sus vestidos de fiesta, se reían dando cabezazos, palmeándose las piernas; de sus moños colgaban restos de peladuras de naranja y algún que otro guisante. Tan sólo la señora Fuensanta y su hija permanecieron en su sitio, alternando con los cerdos y huyendo de los hombres, que lo estaban poniendo todo perdido.

Maripi, en plena crisis de la adolescencia, solía sentarse en un rincón llevándose a la cerda Maripi con ella. Tenía que contarle que se había enamorado de un representante de chorizos, muy dicharachero y con planta de torero. Maripi la cerda, se frotaba las pezuñas cuando le relataba sus encuentros amorosos porque aunque ella ya estaba para pocos trotes, seguía teniendo los mejores jamones de la granja.

—Algún día yo tendré unos jamones tan ricos como los tuyos —le dijo Maripi Serrano.

A su madre le disgustaba el hecho de que su única hija se negara a seguir con la tradición familiar y en vez de dedicarse en cuerpo y alma al negocio jamonero, pensara en marcharse a probar fortuna como vedette de revista. Maripi soñaba con lucir su cuerpo serrano en los escenarios, pero aquellas chicas que coleccionaban amantes y atesoraban joyas no pesaban 99 kilos.


(continuará)

Anuncios

5 pensamientos en “El perfil de un jamón (2) – relato breve –

  1. Me pregunto qué es lo que te inspira tanto embutido, y tan bien vendido, explayándote con estentóreos gruñidos, removiendo entre grasas y carnes, acompañado con una salsa de política picante.

    Un abrazo

    Edu

    PD Mis adjetivos te echaron en falta.

  2. Esto ya parece Rebelión en la granja…

    No se tome a chufla la Generación Guirlache, es un movimiento literario de lo más serio. Mándeme su email, para incluirle en la lista de distribución de la publicidad tellerdana. Verá lo que es publicidad.

    Y vale de acaparar el Diario… ¡abusona!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s