Te busco

referencia

TE BUSCO

(Publicado en el Diario del Alto Aragón, el domingo 13 de septiembre de 2009)

Te busco a ti, desconocido. Ya sabes: metro ochenta y tantos, pelo castaño y mirada inquieta.

No importa nacionalidad, ni creencias religiosas. Te busco para no hacer nada los domingos, si acaso ver la tele en compañía, mientras llueve tras los cristales.

Te busco a ti, desconocido de labios finos. Preferentemente de entre treinta y cuarenta y tantos, que sean largos, por favor; me  gusta trepar por el tiempo.

Te busco desde antes de que empezara a morderme el aburrimiento. A ti, sí, abismo aterciopelado. Absténganse bromistas, y sicarios sicilianos. No estoy dispuesta a aceptar réplicas de tipos duros, mucho menos niñatos de medio pelo.

¿Ya te he dicho que te busco?

No pongas esa cara, bobo.

Podemos amarnos en francés de catálogo. Si quieres, te dejo que me robes el corazón a escondidas, cada miércoles, de siete a ocho, después de hacer la digestión de la siesta.

Por mi parte estoy dispuesta a fingir que te engaño con otro idéntico a ti.

No se hable más, desconocido mío. Ya sabes:

Referencia B-31.

Anuncios

8 pensamientos en “Te busco

  1. Querida referencia B-31.

    Me busco para encontrar un amor de serie B los 31 días del mes, del año, del siglo. ¿Existes?, o es sólo mi deseo / soledad la que te va armando de a poquitos en mi mente, en cualquier esquina de la vida. Si ésto es cierto -si esta vida es cierta- te espero mañana en el café Garabato, a las cinco.
    Referencia: Imperial

  2. No busques q ya me encontraste. Lástima q no llego al metro ochenta, pero a cambio, te llevo pastelitos de boniato y coca de llanda a cada cita que tengamos, y además, te pongo un café, para mojar.
    Beso xatunga!

  3. Segunda conquista de Europa a América. Ni hablar, no hay escudo que resista una palabra. En el principio fue el verbo pero ¿cómo termina? La imagen, la promesa, la seducción, todas hijas del verbo primigenio: ¿qué fin tienen? ¿Cuál es el antídoto contra el veneno-verbo, verneno, venerbo? Imágenes con el toque exacto, el punto neurálgico de la promesa esbozada que no se olvida ni se pierde, sólo se transforma en suspiro.
    Qué manera de escribir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s