“NE ME QUITTES PAS”

Ne me quittes pas (obra de Ubé)

 

Eso dijiste, mientras paseabas un palillo de un diente a otro, justo después de haber escuchado esa maldita canción en el casete que me regalaste cuando cumplí los treinta y nueve, y tú te empeñaste en estudiar franchute por correspondencia. Recuerdo el brillo apagado de tus ojos y ese tic que hacía temblar tus labios, también tus manos retorciéndose sobre el mantel. Ne me quittes pas, Encarni, repetiste. Pero yo hacía rato que me había esfumado. Encarni, viens. Y asomado al rellano de la escalera, volviste a gritar: ¡Joder, Encarni! reviens te digo, mira que je suis desolé. Fingí no escucharte y continué mi marcha. Seguro que en ese instante tú bajarías las escaleras de dos en dos, rebuscando en los bolsillos ese paquete de tabaco francés con nombre de bandolero. Gitanes, Encarni, tu sais? En los momentos álgidos siempre olvidas el mechero en la encimera y sales a la calle de vacío, como un preso. Attend!, ¡coño! Ya respirabas con dificultad cuando al fin lograste darme alcance, diez minutos más tarde.

-Que son quinze ans, Encarni.

Tu voz me sonó lejana, como si proviniese de otro continente. Fue entonces cuando recordé tus mentiras, aquella aventura con la frutera, tu cansancio al llegar a casa, el perfume a manzana podrida al borde del cuello de tu camisa. Ya sabía que lo nuestro no tenía sentido y sin embargo callé. Hasta que vi la luz al final del túnel del metro, un día cualquiera, a manos del profesor Fanta, ese ilustre vidente africano que me ha ayudado a llevar a cabo mi venganza. Es por eso que Encarni no te permite aprobar los exámenes de franchute por correspondencia, que ha disminuido tu apetito sexual y que ha acabado por convertirte en un pobre hombre.

-Por cierto, Yolanda te manda recuerdos. Creo que me he vuelto a enamorar, de la frutera, digo.

Ne me fastidies pas, Encarni.

 

Anuncios

3 pensamientos en ““NE ME QUITTES PAS”

  1. Acabo de terminar Amar en martes y qué mejor continuación en el mundo angelicano, que leer este redondo relatillo en el DAA.

    Tengo tantas cosas en la cabeza que me gustaría ser Castellote para contarlas.

    Y en siete días la diva se hará carne, humo y cerveza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s