Manzana

(Imagen: Ubé)

MANZANA


Una mujer como tú se hace muchas preguntas,

evoluciona dentro del hielo.

Mañana dejará caer la ceniza en otra parte,

el peso de su infancia en un jardín distinto.

Una mujer como tú no conoce el horizonte en horas tempranas,

los cuadros que atraviesan el techo en otro lugar con hambre.

Una mujer como tú circula dentro del agua,

se limpia las flores de los ojos,

come de su propia corteza.

Una mujer como tú ama el invierno

y tiembla si acaso la nieve llama a la puerta de su piel.

Una mujer como tú sabe

del paisaje en los huesos de un hombre que escribe poemas de amor.

Una mujer como tú

tiene amigas iguales que toman el té de sus pechos,

que se suben a idénticos tranvías

y fornican con animales recién llegados a la ciudad.

Una mujer como tú

se divierte en las azoteas.

Si no tiene nada que hacer,

inventa historias tristes.

Porque una mujer como tú,

se hace añicos en el cristal,

en la pluma de cada cisne que atraviesa su garganta.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s