Celo

(Imagen: Ubé)

CELO

Yo sólo quería montar hembras,
afilar mis astas contra el cielo de los árboles.
Quería eso,
nada más que un poco de fiebre entre las piernas de mi sexo,
masturbarme sobre la hierba mientras ellas pastaban cerca,
sonreír con mis mejores dientes rotos.
Yo sólo quería ser el más fuerte,
saludable en los lomos de mi herida,
montar la guerra al pie del fuego,
relinchar muy quedo al oído de las cosas que nacen.
Yo sólo quería respirar el mundo,
no cerrar los ojos a los huesos,
al cansancio último que siempre llega.
Yo estaba en celo ese día
y a los perros los galopaba el hambre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s