Cine X

 Cine X, obra de Ubé(Imagen: Ubé)

 

CINE X

Como en la vida,
una buena película porno
ha de tener de protagonista a la belleza,
mujeres a rabiar de saliva
adentro de unos labios siempre frescos,
siempre rojos,
mujeres con la cintura estrecha
donde caben lenguas
y pisitos oscuros
y la caricia frenética de un látigo
para que recuerden quién es el que manda,
qué hombre ha de montar su grupa
hacia qué dirección
han de dirigir sus gemidos.
Como en la vida,
una buena película porno
acaba derretida dentro del llanto,
se hace doméstica
y cobra fiebre los domingos
y tose pájaros que ya se han cansado
de fumar
en la butaca última del cine.
Como en la vida,
el sexo amplio de sus mujeres
un día se cansa del bullicio,
de la orden del hombre
y del sometimiento.
Entonces echa el cierre a su carne
y se marcha lejos,
cerca de una canción de nana
para abrazar la palidez del cielo
y una casa vieja
y el campo de su infancia
y a las avispas
que regresan de nuevo
dispuestas a lamer
la enfermedad de los túneles
dentro de su alma.

Guardar

Guardar