Lenguas negras

(Imagen: Ubé)

LENGUAS NEGRAS

hablábamos de construir de nuevo la oscuridad
de resucitar la luz de un muerto
a la hora de la merienda
mientras las mujeres duermen
o intercambian trocitos de encaje y carne
hablábamos después de tanto silencio
y la lluvia
y más tarde el trueno
vino a darnos su abrazo animal
y algo rugió en la cocina
un plato melancólico
que acababa de encontrar telarañas en su corazón
hablábamos de la tierra
o la última sepultura de un traje
y ellas dormían
o se hacían las lagartas al sol mediano
cuando las moscas afilan su astucia
y le dan lametazos al cristal
hablábamos usted sentado en la avaricia del humo
yo apoyado en el seno de una lámpara
disertábamos sobre cosas inútiles
el paso del tiempo
la virginidad mordida de una muchacha
el campo agonizando lejos
o la ginebra cerca del labio
mientras el mundo giraba
en la estrechez acuática de su cintura
nosotros hablábamos
arreglábamos los asuntos políticos
arreglábamos los vientres estériles
el otoño tardío
o el tacataca de un anciano
no había nada más que hacer
que envolver de seda nuestras lenguas
y se hizo tarde
alguien llamó a la puerta
la cena estaba lista
y las mujeres entraron desnudas en tropel
todo era carne
y ruido dentro de la carne
y un perfume dulzón en el ambiente
y el ambiente denso
obeso
inhumano
y vertical
como cuchillo
o pedrada
hablábamos eso es todo
hasta que dejamos de hacerlo
y empezó la muerte a silbar

Guardar