MEDITO ACERCA DE LA OSCURIDAD DEL AMOR Y SUS VARIANTES ESTÉTICAS

Ubé - Collage(Imagen: Ubé)

MEDITO ACERCA DE LA OSCURIDAD DEL AMOR Y SUS VARIANTES ESTÉTICAS.

todos los insectos son iguales
vienen de la misma familia de presuntuosos
llegan tarde a casa y borrachos
escupen sobre el felpudo del porche
después abren la puerta y cruzan el salón con sus botas repletas de barro
lanzan un eructo antes de prender el televisor y piden a gritos una cerveza
hace tiempo que los insectos han dejado de ser cariñosos
ya no hacen el amor con la indiferente ternura que les vio nacer
ni vuelan con elegancia alrededor de las hembras
ahora trabajan a solas el gen de su masculinidad
de cara al espejo
en un gimnasio sucio
de color amarillo
que se llama rápido y en forma
que tiene una recepcionista de aspecto asiático con los pechos grandes
con las alas rotas
ocultas primorosamente bajo los muros de un sujetador

Cumpleaños feliz

Angélica Morales 46Hoy cumplo 46 años. Mi mejor regalo el amor incondicional del señor Ubé y el canto que cada mañana me regalan desde mi ventana estas maravillosas golondrinas que hoy me acompañan.

Más egos revueltos en este enlace.

Angélica Morales en “Con versos en la noche” (Tea FM Radio)

Angélica Morales y Fran Picón en "Con Versos en la noche" (Tea FM radio,21/06/2016)

El pasado 21 de junio, invitada por el poeta Fran Picón, participé en el programa “Con Versos en la noche“, presentado por Mar Blanco y Fran Picón en Tea FM radio. Muchas gracias a ambos por la invitación y felicitar a la Asociacion Aragonesa de Escritores y la emisora Tea FM por esta iniciativa.

Lo pasé maravillosamente hablando con un gran amigo de una de las cosas que más amo, la poesía. Una entrevista inolvidable, sin duda. Espero que vosotros también la disfrutéis.

Se encuentra disponible en el archivo de entradas del programa. Podéis escucharlo aquí:

Ir a descargar

Angélica Morales y Fran Picón en "Con Versos en la noche" (Tea FM radio,21/06/2016)

Diario enemigo

ube

(Imagen: Ubé)

DIARIO ENEMIGO

 

ONE

miércoles a mediodía

la primavera ya está declinando
y tú sales al balcón en busca de aire
ves dos niñas jugando en la acera
y envidias su grito
la forma de luchar que tienen sus gargantas
cómo su pelo ondula en el aire que tú no consigues capturar
las niñas mañana serán jóvenes
tendrán la piel tersa y el sexo de color rosado
habrá hombres mirando sus fotografías por internet
muchos desearán sus cuerpos
abrir el metal de su pubis con un golpe de lengua por ejemplo
o revolver su cabello y más tarde oler
su sudor después de la lucha amorosa
todo eso sucederá mañana
mientras tú estás encerrada en tu habitación
y los platos esperan en la pila
mientras tu gato hace pis cerca de un  jarrón
y nadie llama a tu puerta
entonces habrás cumplido muchos más años
de los que soñabas de niña
cuando apenas podías contar con tus dedos
el futuro de tu femineidad
sin embargo en el mañana de hoy
eres vieja
y estás abandonada
tus zapatillas sucias en un rincón
tus vestidos sacando joroba dentro del armario
como uno de esos ancianos que ves pasear por las aceras
al lado de las niñas que juegan
de las futuras jóvenes que serán TOMORROW unas máquinas de hacer el amor
de practicar la sodomía tecnológica
la primavera ya está declinando
¿no lo ves?
cobra fuerzas
aspira el humo de la tarde
el aire de aquella canción que tanto te gustaba
porque te espera la ruina bajo la almohada
muchas venas haciéndose gordas sobre tu piel
pequeñas bestias sin nombre
tirando hacia abajo de la flor de tus pezones
pero eso ha de ser mañana,
no te preocupes,
ahora descansa
tumba la herida
aplaude la inocencia sexual de las aceras

TWO

miércoles por la noche

no puedes escapar de mí
aunque te metas en la cama y ocultes tu cabeza con el peso de las mantas
sabes que estoy aquí
bajo la llave de tu carne
esperando en el cajón de tu escritorio
junto a una polilla
y a un bolígrafo bic de color naranja
no puedes huir de la escritura infernal del mañana
del espejo donde el agua de tu rostro empieza a oscurecer
ven
deja el calor
y salta
camina hacia mí sin más cobijo que tus huesos
sin otra intención que la de escuchar lo que tengo que decirte
toma el boli
alisa el papel
piensa en algo hermoso
recuerda la primera vez en que imaginaste tu muerte

Palillos Chinos : La fiesta del lenguaje

Revista Turia número 119

En el número 119 de la revista cultural TURIA aparece una reseña de “Palillos Chinos” realizada por Alfredo Saldaña. Desde aquí mi agradecimiento tanto a la revista como a Alfredo por sus maravillosas palabras.

En este enlace podéis leerla, saborearla y disfrutarla. Es estupendo que los libros sigan latiendo a pesar del tiempo y sus cuchillos.

Alfredo Saldaña

Dos poemas del poeta danés L. Ponwski

Europa - Ubé(Imagen: Ubé)

EUROPA SE PONE A TEMBLAR

Europa,
bañera azul,
canción triste de un delfín.
Escucha, Europa,
hay espinas dentro del ojo,
pequeñas espinas que se han multiplicado
y forman un continente nuevo.
Eh, Europa,
si me bajo los calzoncillos estoy en otro mundo.
Mi culo es una moneda al revés.
Europa, acuérdate del color gris,
del cielo con ventanas rotas,
de las cruces sin aire,
de Ana Frank, acuérdate,
de su carita de sopa,
de sus manitas de viento,
de su hambre en un rincón.
Del miedo, Europa,
de los zapatos que se hacían con el jabón judío,
con el diente judío,
con el horror de un judío puesto a hervir.
Recuerda la cerveza y la miel,
las falditas cortas,
Roma que cae, borracha,
y un Papa que sale al balcón y ríe
y pela un cuervo y ríe
y se come el cuervo y eructa.
Europa,
viene el frío,
las patatas sin patria,
los enfermos en sus camas, sin análisis
sin ginebra,
sin calor.
Europa, si todavía fumas,
dame un cigarrillo.


EL VÉRTIGO DEL MAÑANA

Cada mañana la corriente del sueño,
las facturas en el buzón,
el humo del cigarrillo.
Cada mañana el sudor leve
de tus axilas,
la falda revuelta,
tus ojos puestos al fuego,
el olor a café pudriéndose en el puchero.
Cada mañana una guerra nueva,
niños recién llegados a las moscas,
niños bebiendo leche de mosca,
niños solos bajo las piedras.
Cada mañana el ruido,
las obras,
albañiles tomando cerveza,
el salchichón indio entre los dientes,
una hogaza de pan abandonada en el cuaderno.
Cada mañana la demolición del mundo,
un mesías
anunciándose por horas,
una puta que nace
a la noche.
Cada día una mancha de aceite en la camisa
sobre otra mancha de acetite en la camisa.
Y el calor,
frentes de agua,
frentes de sal,
frentes turbias por donde pasan muchachas con sombrero,
muchachas de muslos lisos
que ríen.
Cada mañana un pecho con cáncer,
una polla con sangre,
más sangre en las reuniones políticas,
entre el papel de aluminio,
en el patio del colegio brincando de rodilla
en rodilla.
Y el horror,
ya sea mañana o tarde.
Las escuelas del horror,
de los bigotes en la boca de una mujer
soltera
con llagas,
con restos de detergente en la mirada.
Cada mañana un ordenador,
un uniforme en otro país,
insignias,
ejércitos de tiburones tomando el poder.
Cada mañana
tu amante registrando los bolsillos,
los búhos muertos en el hielo.
Cada mañana la compra,
el estraperlo,
las fotocopias de un corazón
en color blanco,
las fotocopias de una arteria en color negro.
Cada mañana
la hoja mudando de piel,
un poeta caliente
en sus bordes.

Isla Roja : Los Monotes y el proyecto Life+ Teruel

Isla Roja - Ubé 2016Isla Roja – Obra de Ubé (2016). Collage+arte digital

 ISLA ROJA

1

Hay un camino surcado de avaricia
hacia tu corazón, Leuret,
pequeño tambor de sangre animal,
mar enfurecido en la memoria de la tierra,
gaviota que duerme sobre la garganta de un pan
que se sueña plato,
tacita de café
o piel de agua poniéndose a hervir
en los ojos de un espíritu.
Y yo era pequeña entonces.
Y creía en las tormentas de agosto.
Y veía allá a lo lejos
las antenas y los ángeles
y todas las piernas de las bicicletas que traían
el ruido de la tarde,
el sudor musical de los amantes.
Son los harapos del tiempo, Leuret,
viejas fotografías que mudan el color de sus verbos sobre tu paisaje.
Y ahí estás  tú,
tendido en lo hondo de una canción,
tarareando moscas hambrientas,
familias que habrían de venir
a comer porciones de tu fuego
para llevarse el misterio a otro país,
a otra tierra sin fiebre,
sin ese perfume a gasolina y rosa
que nos regalabas con tu silencio.
¿Por qué tu belleza insomne continúa dentro de una bala?
¿Hacia qué planeta diriges los circuitos de tu oración?
Eres un mar que no existe,
rojo,
maniatado,
con los peces dormidos en la entraña de una piedra,
con un ermitaño mínimo
excavando con sus dientes bajo la raíz de tu pensamiento.
Eres un suicidio en el centro de mi pubis-  niño,
algo que ya fue antes y que no se nombra,
una novia pisando la ceniza de su canto,
tal vez,
o una guerra de hermanos
palpitando aún en el pecho herido de la nieve.
Llámame  monote, Leuret,
maniquí desnudo en mitad de la leche,
cadáver de hormiga  que regresa al nido de una madre.
Llámame mujer fatal
y en  lo oscuro,
lluvia de abril que llega tarde a la sed de los caminos
o Dios haciendo pis
en la boca homosexual de una manzana.
Y yo era anciana entonces,
un pedacito de color negro
poniéndose a caminar sobre los labios del aire,
desplumando alas de borraja
sobre tu perfil de imperio cóncavo.
Y ahí estabas tú, Leuret,
haciéndote  grande en las películas del sueño,
sirviendo de pasto a los poetas que reniegan  de su condición azul,
alimentando cuervos
y altares
y fábricas de cerámica con el cabello muy vivo.
Llámame  santa, Leuret
o mujer bárbara.
Pídeme que ofrezca mis pechos a la  violencia de la noche
y que después me tumbe sobre la última luz de  tu tierra
a esperar el latido de los trenes.

2

La tumba del pájaro
soy yo
pasando revista a mis recuerdos.
Pero vendrá la ciudad
a arrebatarme el color rojo de tu nombre.
y diré :
“Los monotes son eso
que escupe la fantasía de una tierra que arde
en Leuret /
Es un mar encallado en la memoria /
Es un pasar
o la nieve abriendo sus piernas
para que mi infancia pueda penetrar la piel del cristal
que no existe”.
Y después vuelta   a empezar en la penumbra del sueño
porque mañana se morirá un reloj cerca de la boca del viento
y saldrán los tambores a cantar con toda su sangre en pie
y de los tejados nacerá una rosa enferma de amor
amarilla,
como la noche áspera de los amantes.
Y más tarde: “Saudade”.
Se reinicia el círculo.
Una piedra  haciendo el amor con el silencio de otra piedra.
El frío buscando amparo en la boca acuchillada de los árboles.

Y diré :
“Ollerías del calvario /
Y mi abuelo caerá sobre el corazón  de su motocicleta /
Y una mujer con el pelo rojo
encenderá una nube
y se pondrá a fumar los capítulos de su pecado”.
Y diré :
“Santa  Bárbara  bendita,
deja que de mis pechos brote la miel de un hombre bueno,
dame la paz eterna  de una patria
que
sepa besar los huecos de mi animal”.

3

Pequeño Rulfo,
este alto  llano en llamas,
es para ti.
Este fósforo de vida en mitad del desierto de la luz,
es para ti.
Todos mis potros desatados,
Todos los huecos de mi camisa.
Esos hombres que se descansan de la pena,
que prenden  el paisaje de lo rojo
y después abandonan su pensamiento
en esta tierra de nadie
que un perro ha venido a lamer,
son para ti.
Pequeño Rulfo,
Leuret es un páramo crecido
que respira heridas en la boca infantil  del aire,
un gigante dormido en la tragedia de las  horas,
un barco que no supo descubrir a tiempo la isla
que habría de arrancarlo de su propia piel.
Piel roja,
como en esas películas que filman  el ojo de lo rudo.
Piel carmesí,
como la huella de una mujer que mata de terror
con su hermosura.
Pequeño Rulfo,
toma el primer autobús y ven.
Te espero en aquel bar de San Julián donde se reparten salchichas de flores.
Tomaremos sangre de genio  en lata
y después iremos a pasear cerca del cementerio.
Hay un arquillo que separa el mundo de los  vivos del mundo de los muertos.
Yo he llevado allí mi propia calavera
y la he enterrado con la tierra roja
de un monote parecido a ti.
¿Sabías que la piedra es nuestro único enemigo?
¿El aliado último del hombre?
Pequeño Rulfo,
se hace  tarde para los diálogos
porque el  horizonte cierra su telón de carne
y nos obliga a buscar cobijo en el sueño.
Allí hemos de encontrarnos tú y yo,
en la esquina de un pensamiento que bulle,
en la imaginación de una bruja que le escribió a Shakespeare
cartas de desamor y sal.
No tardes
pequeño Rulfo.
Mira que esta tierra roja tira de mi
y me espanta la blancura.
Soy capaz de cualquier cosa dentro del vientre de esta tierra,
incluso de matar  el mes de octubre
y después ponerme a hacer el amor con la soledad de sus mariposas.


Este es el poema Isla Roja incluido en el libro colectivo “Recuperando la memoria ambiental”, dentro del proyecto Life+ Teruel, junto con una obra del mismo nombre del señor Ubé. Los dos trabajamos codo a codo en este proyecto.
Se trata de una iniciativa del Ayuntamiento de Teruel que cuenta con el apoyo del Programa LIFE+ de la Comisión Europea. Tal y como indica su página web, servirá “para la recuperación de las antiguas canteras de arcillas, un paisaje cultural y poco común, no sólo como un espacio de ocio, integrándolo en un entorno urbano, sino que también contribuirá a promover la movilidad sostenible y por tanto a paliar el cambio climático mediante la creación y conexión de ejes con el centro de la ciudad, intensificando el uso del transporte sostenible”.
Me ilusiona participar en este proyecto de un lugar que está en mi memoria desde mi infancia y agradezco a todos los que lo están llevando adelante, junto con esta estupenda iniciativa cultural que recoge artistas y escritores turolenses o vinculados a nuestra ciudad. Agradecida y emocionada, como diría nuestra querida santa Lina Morgan.
La imagen de Ubé se expuso junto al resto de obras del libro en la sala de Exposiciones del antiguo Banco de España de Teruel (junio de 2016) y fue portada del especial que el Diario de Teruel le dedicó al mencionado proyecto Life+ Teruel.
En Teruel siempre se ha conocido a este lugar mágico como Los Monotes (ahora Las Arcillas), estructuras que son el resultado de los siglos de extracción de la arcilla para la elaboración de ladrillos y la cerámica própios de nuestra ciudad.
Tanto el señor Ubé y yo misma esperamos que haya más iniciativas culturales similares que sepan aunar diferentes disciplinas artísticas y sirvan tanto para recuperar nuestro pasado como nuestro futuro.
Os dejo unos enlaces con las noticias completas.