Fuego en la lengua

(Imagen: Ubé)

FUEGO EN LA LENGUA



¿En qué lugar la voz de aquellos que asumen el miedo colectivo?
¿En qué lugar la compasión de esos perros que se reparten nuestra suerte
y los pétalos de una cerveza?
¿Hacia dónde la luz, su cicatriz en forma de araña?
¿Por qué mis pasos y no los suyos, mi tumba
y no el lecho de los amantes?
¿Con quién compartir las alas del tabaco, la lengua más áspera del polvo?
¿Hacia dónde dirigir el ritmo de la lluvia, el clamor silencioso
de la última niñez?
¿Por qué los barcos y no un dedal mínimo?
¿Qué podría ofrecerte ahora, una mujer partida en dos, una gaviota malherida,
la repetición del olvido en una esquina de la noche?
¿Por qué abril y no febrero?
¿Por qué tus dientes sobre mi carne
y no una flor abriendo sus piernas al placer?
¿Hasta cuándo las islas de piel hechizada,
los bancos en el parque donde los más viejos ladran
y se ponen a dar cabezazos sobre el temblor de una botella?
¿Y si nos arrojamos a la pila de fregar,
al regazo muerto de la abuela?
¿Y si esperamos bajo el fuego de los melocotones
a que las muchachas tristes bajen la cuesta?

	Ahora estoy en la palabra muda.
	Ahora me lluevo,
	me abotono octubre a la garganta,
	salto de página y vuelvo a nacer.

Autor: angelicamorales

Escritora, actriz, artista polivalente...

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: